Desafiando a la gravedad homofóbica

octubre 31, 2009

Una historia más

Filed under: Uncategorized — unabollocualquiera @ 5:26 pm
Vivimos en tiempos peligrosos, como siempre hemos vivido, sólo que ahora podemos contarlo. Mi historia empieza en febrero. De repente, uno de mis jefes se vuelve loco y empieza a gritarme, a insultarme, a amenazarme, por no ponerle en copia de un email. La reacción es tan exagerada que dudo en serio de su salud mental. Al día siguiente, vuelve avergonzado: que cómo me pasé ayer, que fui demasiado duro contigo, es que… ¿sabes? una vez tuve un problema importante con un homosexual y desde entonces no puedo ver a los maricones. Me sonríe, “¿amigos?”. Aunque pienso que es un hijo de puta, no puedo hacer nada más que sonreír, es una posición táctica cómoda, de nada serviría proseguir el enfrentamiento. Controlar la presión se llama, eso que aprendemos casi todos los gays de pequeñitos.
A los dos meses, este jefe se va y viene otro. Estoy contento, por fin me voy a quitar de encima a ese homófobo de mierda. En la primera reunión con el personal, el nuevo Jefe cuenta un chiste de mariquitas. Empezamos bien, pienso. Luego despacho con él. Me pregunta por mi familia. Le cuento que estoy casado con un chico, de repente su cara cambia y me suelta: “A mí no me importa con quien te vayas a la cama”. Sigo impasible, los dos solos en el despacho. Me cuenta entonces… otro chiste de mariquitas, que acaba con un “basta de mariconadas”. Yo ya no le escucho, la violencia verbal en el aire es enorme. Poco puedo hacer sin embargo, aunque me sé superior a él tanto intelectual como humanamente. Debo mantenerme entero. Estoy atrapado en una trampa social.
Desde entonces y hasta ahora, aprovecha cada vez que estamos solos para sus chistes: “¿Y esta buena la nueva stagiare?, bueno, claro, a ti te gustan otras cosas”, “Y con quién te vas de vacaciones, con tu compañero, tu marido o lo que sea eso?”. Me quejo de sus comentarios y se escandaliza: “Yo no soy homófobo, como puedes pensar eso, yo sólo soy espontáneo”. Nuestro hombre ha sido un destacado político responsable de los derechos de la mujer y de los homosexuales en una administración (no, no es Ana Botella). Harto de aguantar la presión, me obsesiono con el tema como una víctima más de mobbing laboral, pienso continuamente en sus comentarios, me deprimo, pienso en escribir una carta al mundo y tirarme por la ventana. Les cuento el tema a mis amigos y amigas de la oficina, pero la mayoría lo minimizan: sólo son chistes, no te ha hecho nada. Tienen algo de razón, así que dudo si me estaré volviendo paranoico. Además no puedo denunciarlo porque no tengo pruebas, sólo me insulta cuando estamos solos, sabe bien lo que hace, es un especialista jurídico en acoso laboral. Una pesadilla.
Pero sobre todo no perder el control. Me busco otro puesto en la organización y encuentro otro mejor que el que tengo en dos meses. Le digo que me voy a ir en octubre: “Eres un maricón y lo digo como insulto”, me responde. Más claro, el agua. Siento ganas de contarlo a diestro y siniestro, pero debo ser prudente: me ha amenazado que si lo denuncio sin pruebas me va a poner una querella por difamación, además puede obstaculizar mi traslado. Descargo mi rabia en un blog privado, donde explico y disecciono a este insecto, y lo hablo con mis amigos. Poco más puedo hacer. No perder el control, ya que vivimos en tiempos peligrosos.
Enviado por: Francisco
Anuncios

3 comentarios »

  1. Joder. Siento asco y vergüenza, no me cabe en la cabeza que haya gente tan mezquina y cruel. Sé que a veces cuesta tenerlo en mente, pero la mayoría de los heterosexuales no somos así. ¡Ánimo!

    Comentario por Bandarrita — noviembre 5, 2009 @ 6:42 pm | Responder

  2. Luego nos preguntan que por qué nos guardamos a veces nuestra orientación sexual…
    Es una putada la verdad.
    Este blog es una idea fabulosa… una lástima que no haya más posts…

    Comentario por K.Mertuil — enero 24, 2010 @ 6:13 pm | Responder

  3. Y bueno, seis meses pasaron, y ya todo esta olvidado en un nuevo destino. La vuda vuelve a ser dulce.

    Comentario por yomismo — marzo 6, 2010 @ 8:15 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: